Terminé mi entrada anterior diciendo que iba a ir a por todas en esta media. Pero cuando apuestas todo lo que tienes y lo que tienes es poco... o poco obtienes o poco pierdes.


Foto de Alfonso Benito


La jornada empezó con un bonito homenaje orquestado de la mano de Manuel para darle ánimos a Sergio. Esta media maratón, para la que se estaba preparando y no ha podido correr, ha contado con su presencia de esta forma. "Y de esta forma Gato, hemos querido mandarte fuerza en tu particular carrera"


En cuanto a la mía... Lo dicho, poco que contar. Sin épicas, ni historietas, ni chascarrillos.

Me levanté diciéndole a quien me despertaba que me diera un solo motivo para quedarme en la cama, fuese cual fuese, y allí me quedaría. Así que con estos antecedentes me presenté en el parque de El Retiro. Sin embargo en cuanto vi el ambiente que había y salude a la gente, las mariposas volaron en mi estómago y desee que dieran la salida y ponerme en faena. A las 9:15 la dieron y 6 minutos y medio después estaba cruzando la alfombra y fichando con mi GPS.

Los primeros 5 kilómetros mantuve el tipo y abriéndome hueco por el carril bus como la Aguirre, pero sin tirar motos, logré amarrar un ritmo de 5'05'' sin perder la sonrisa. Pero en cuanto el perfil empezó a subirse por las ramas y llegamos a Santa Engracia, se acabo eso...la gracia. Empecé a pensar, cosa para la que no debería estar programada (por lo menos cuando corro) y la liamos. Que si no has entrenado nada desde la maratón de Sevilla, que si tu ya no estas hecha para esta clase de sufrimiento, que a ti lo que te va es el tractorismo de los ultras...Y en estas elucubraciones me pilla Gacela de Vallecas en el kilómetro 6 y me hace esta foto. 

Gracias por la foto Roman

Después, el pensamiento de los dos soles que me esperaban en Plaza Castilla me sirvió para mantener el tipo pero sin sacarme del hastío en el que me había metido. Llegué al kilómetro 10 en 52'50'' pidiendo el cambio pero como no había nadie más en mi banquillo (es lo que tiene este deporte de solitarios) apechugue con todo y tiré pa'lante. Mejor dicho, pa'bajo. Tocaba dejarse caer casi 3 kilómetros y tratar de recuperar algo de ganas. Y algo se recuperaron, sobretodo al ver en un punto kilométrico de la carrerra, de cuyo número no me acuerdo, al gran Raul Korrecaminos animándome. Pero la alegría dura poco en casa del pobre y en cuanto vino la olvidada.... Coño, pero... ¿esto estaba aqui el año pasado?... esa cuesta que siempre nos sorprende aunque repitamos ocho veces una carrera, adios muy buenas, se acabó el fuelle. Hasta un simpático señor que venia detrás mía va y me dice: ¡venga, vamos que lo estabas haciendo muy bien! ¡que te vengo siguiendo!

Pues sí, "estaba", pretérito imperfecto del verbo estar. Y tan imperfecto que no volví a levantar el vuelo en toda la carrera y lo único que me hizo levantar la vista del asfalto y esbozar una sonrisa fue ver a Juan pasado el kilómtro 15. 

Gracias por la foto JK

El resto de la carrera debí entrar en un agujero negro, no recuerdo prácticamente nada...calor, cansancio, hasta los mismísimos... Salí de él a las puertas de el Retiro, esta vez para entrar y cumplír con un pseudo- aceleramiento camino de la ristra de arcos de llegada, oir mi nombre a gritos (gracias Juanqui, vaya pulmones oiga!) y cruzar la alfombra de llegada con la sensación de necesitar pronto un objetivo que me haga entrenar y correr carreras con ilusión, que así no tiene gracia ni correr, ni contar na.

Al final un 01:51:35, que para ir a por todas es obtener poco, pero para mantenerse no es perder mucho.


Mi trayectoria en estos cuatro años en esta prueba es extraña. Es para mí una cita ineludible en el calendario y me gusta por su ambiente pero cada vez se me atraganta más. Tendré que poner solución para la próxima.


Y reflexionando a la llegada sobre mi necesidad de un nuevo objetivo sabía que estaba al caer. Tan solo me faltaba una formalidad y, después de casi un año de espera, unas horas. Al dia siguiente se abrían las inscripciones del Trail de Peñalara 60k. Quería repetir la experiencia y por fin me iba a inscribir... 

O eso creía...

Pero esto ya es harina de otro pastel. En la próxima lo cuento si alguien no me roba la exclusiva.

Acabo con estas estupendas fotos de Alfonso Benito, padre de un amigo que hace poco se enganchó a esto de correr y lleva un carrerón increíble. "¡Felicidades por ese 1:29:35 David! Presiento un gran estreno en maratón el 27 de abril"

Con David Benito


El eritreo Titus Kipjunba que acabó sexto en 1:04:53
La ugandesa Nancy Cheptegei que acabó 3ª en 1:12:17
De izquirda a derecha:
el keniata Peter Emase Lemuya que acabó 1º batiendo el record de la prueba con 1:02:00
el keniata Selas Kirwa Ngetich que acabó 3º en 1:02:18
el ugandés Dickson Huru que acabó 2º en 1:02:05