Segunda semana de mi plan exprés de 7 semanas, que si no me ayuda en Sevilla a bajar mi marca personal por lo menos me ha llevado a los primeros puestos del ranking en las búsquedas de google con la palabra "cochilona". Tan solo una jaca virtual de envergadura menuda me lleva la delantera.



El año pasado en mi preparación del maratón de Madrid ya aposté por un plan minimalista cruzado con solo tres días para correr. Soy consciente de que los planes para entrenar una maratón suelen incluir más días pero también lo soy de mi objetivo. De momento no aspiro a pegarle grandes bocados a mi marca sino mejorar lo que se pueda mi rendimiento con el tiempo del que dispongo y sin castigar mucho el cuerpo. Castigo sé que se lleva, no hay maratón que no se lo aplique de alguna forma antes y durante la carrera, pero si se puede mitigar así, esta es mi apuesta. Tras Sevilla comenzaré la fase de montaña de mi temporada y no quiero llegar a ella muy desgastada.

En esta ocasión no cruzo running solo con natación sino que me he apuntado a un gimnasio para hacerlo también con spinning. El hecho de mezclar las salidas de carrera con otras actividades no solo me permite descansar de una manera activa sino también de oxigenarme mentalmente. En invierno se hace duro correr si no con días de lluvia, con rachas de viento fuertes o con temperaturas que a veces rozan los cero grados, y con tres a la semana mi mente y mi fuerza de voluntad tienen bastante. Uno más y ya sería carne de cañon de la escusa más absurda y vergonzosa para no calzarme las zapatillas.

Lo malo de un plan de este tipo, con solo tres rodajes y la agenda menos flexible que una llave inglesa, es que el día que hay un tornado, se quema tu casa con todas tus zapatillas de running dentro o los extraterrestres deciden demostrar que existen y escogen la carretera por donde entrenas para hacer acto de presencia, es que te quedas sin rodaje. Vamos, también puede sucederte con que caiga una lluvia más incordio que la calabobos. Pero como aquí no se trata de que quien se fue a Sevilla perdió su silla y para algo me he apuntado a un gimnasio...

Mi semana 2 de 7 (la pasada) quedó resuelta con:

..... 50' en cinta + musculación en el gimnasio................................... el martes
..... sesión de 45' de spinning........................................................... el miércoles
..... 20 kms de exprimelimones para purgar mi pecado del martes..... el jueves
      (3.000 + 2x1.000 + 10.000 + 2x1.000 + 3.000)
..... 1.000 m nadando...................................................................... el viernes
..... 12 kms cochilones .................................................................... el domingo


La semana que viene habrá que seguir sorteando ataques alienígenas imprevistos o inclemencias de los tiempos que corren pero el próximo domingo sí o sí, toca competir... la Media Maratón de Getafe. Mientras me pienso si hago media cochilona o arreo a los caballos... mis mejores deseos a los valientes canarios y no canarios que les toca maratón. A por todas!




21-01-14