El año se va acabando, la peña bloguera no hace más que hablar de maratones y lo que es peor...correrlos!!! Yo me encuentro en mi habitual estado otoñal de moverme menos que la ingle de una momia y después de la Madrid-Segovia, ultimo objetivo de mi temporada 2013, me resulta difícil continuar con mis entrenos si no es con algo a la vista. Así que... ¡necesito un revulsivo ya!
Cada vez me gustan menos las carreras masificadas. La reina de las masificadas es la San Silvestre Vallecana, y al paso que va el auge de carreras populares, cualquiera de las San Silvestres de Madrid puede serlo. La última vez que participé en ella fue en 2010 y a pesar de correr poco y tardar mucho lo pasé muy bien. Pero al volver a casa un atasco infernal me retuvo tanto tiempo que peligraron las uvas, no de ese año sino del siguiente. Así que me subí al techo del coche en medio de la caravana y con el brazo en alto y a voz en grito...


Puse a Dios por testigo que ninguna San Silvestre Vallecana podría derribar mi noche de fin de año. Que sobreviviría a ese atasco, y cuando hubieramos salido de allí, nunca volvería a inscribirme a otra, ni yo ni ninguno de los míos. Aunque tuviera que mentir, robar, mendigar o... Bueno, ejem, creo que he novelado un poquito el recuerdo aunque si es cierto que me prometí a mi misma no volver a correr esta carrera. 


Tres años después... 


Meto en la coctelera las palabras que el viento se llevó, mi necesidad de revulsivo y mi contrariedad y...voila! San Silvestrada!!!! ¿De que estoy hablando? De correr no 1, sino 3 San Silvestres el 31 de diciembre: la de las Rozas, la de Alcobendas y la Vallecana.

Se trata de un reto que propone KIA y al que me he apuntado. Solo 10 serán los elegidos para llevar a cabo esta machacada, los 5 primeros en el ranking de votos y otros 5 elegidos por un jurado. Así que hago uso de mi "comodín del público" y desde aquí pido esos votillos que os sobren. Pinchando esta imagen, dejo agradecida mi destino en vuestro click.



¿Y si no soy elegida? ¿Que pasa con mi revulsivo? No hay problema...¡un maratón! El 2 de diciembre pase lo que pase, lluevan chuzos de punta o nieve del revés, empiezo la preparación de mi tercer maratón. Dos eran mis candidatas pero Barcelona tendrá que esperar al 2015, Sevilla se lleva el galardón. Una más que este año se dará un garbeo de 42 kms por la capital hispalense a ritmo de...

Bueno, bueno, igual es muy pronto todavía para hablar de esas cosas...