Como está el patio...En A Coruña una anciana se pasea con 15.000 € en una bolsa y le dice a la policía que son para pagar en la panadería, Whatsapp podría ser comprada por Google por 1.000 millones de dólares, exumarán a Pablo Neruda para saber si fue asesinado, el barril de petroleo en 2035 podría costar 135 dólares, Urdangarín recibe una oferta de trabajo para ir a Qatar, alguien corre la Media Maratón de Madrid sin motivación....En fin, lo dicho...¡Como está el patio!



La semana empezó bien pese a unas muy ligeras molestias que me dejó la carrera del domingo en la planta de los pies y que no me atrevo a llamar fascitis. Unas series el martes por debajo de 5' que me alegraron mucho y un rodaje el miércoles "probando" mi ritmo maratón con sensaciones buenas y con ganas de haber seguido. Los siguientes tres días descanso y ejercicios para aliviar la fascia plantar que parece que surten efecto. Se trataba de llegar en las mejores condiciones a mi segundo test premaratoniano, la XIII Media Maratón Asics Villa de Madrid.

Domingo 7 de abril de 2013

6:30 - Suena el despertador. Casi lo primero que hago es consultar la previsión del tiempo. Me obsesiona, sí. Hace una semana la previsión para hoy era de lluvia, ayer solo nublado y esta mañana... un frio de c******!!!! 

7:30 - Entro en el coche. El termómetro marca en mi pueblo 4º bajo cero!!!!

8:15 - Me bajo del coche junto al parque del Retiro. Hace frio....muuuucho frio. Hay gente con mallas largas y gorros de lana. A mi en distancias largas no me gusta abrigarme tanto, tarde o temprano me sobra. Voy en pantalón corto y camiseta de tirantes. Decido correr un par de kilómetros para calentar de camino a la puerta del Florida Park. He quedado allí con un amigo que correrá conmigo, y así aprovecho a ver si veo a Manuel (El Cuentakilómetros), Javi Pintos (Diario de una ilusión) y Estrella (Otra vez con el Run...Run), que es posible que anden por allí.

9:00 - Ni rastro de ninguno, y cuando estoy a punto de formar parte del paisaje del parque como "la estatua de aquella runner que murió congelada a la puerta del Florida park", llamo a mi colega. Me deja plantada, se acaba de despertar. Falta media hora para la carrera y no hay otra cosa que hacer...a calentar otro par de kilómetros.

9:30 - Dan la salida. La marea de corredores y corredoras es increíble  Cada año hay más gente. Me dejo llevar por el ritmo sin problema...por lo menos hasta el km 4 (20:04). A partir de aquí hay que esforzarse bastante para mantenerlo, vienen 5 kms en subida constante y algo me dice por dentro que hay que echarle demasiadas ganas y yo no traigo tantas. Esto es lo que se llama: MOTIVACION CERO.

Llego al km 10 en 51:39. Recuerdo entonces lo que un amigo me dijo esta mañana: "¡A partir de Mateo Inurria a por todas!". Pero ni Mateo ni "nurria"...MOTIVACIÓN CERO. A estas alturas ya se que mi carrera poco tiene que ver con la del año pasado, pero por el lado positivo me siento mucho más fresca y con pulsaciones que rondan las 160-165. Todo un triunfo para mí.

A partir del ecuador de la carrera vienen 5 kms de toboganes donde aprovecho las bajadas para redimirme de las subidas terminándolos en 25:12 y pasando el km 15 en 01:16:51. Hago mis cálculos y por un momento pienso que si le echo un poco de ganas todavía estoy a tiempo de acercarme a mi MMP. Pero nada...MOTIVACION CERO. Y es curioso, porque voy bien de fondo, con fuerzas, sin molestias y conozco como la palma de mi mano lo que queda de recorrido pero me resulta imposible tirar de mí más allá de lo que estoy dando. No me había pasado nunca y esto me sirve para entender hasta que punto la mente juega un papel trascendental en lo que hacemos.

Al llegar a las inmediaciones del Parque del Retiro, kilómetro 16, oigo voces de un corredor animando que se acerca por detrás.

"¡Coño, pero si es el globo del 1'50! ¿Tan mal voy'???"

Esto me saca por unos momentos de mi letargo y con él encuentro MOTIVACIÓN DOS. Los DOS kilómetros que me empeño en tirar por delante y sacarle algo de ventaja aprovechando además que vamos cuesta abajo (4'54''-4'47''). En medio de mi nueva tarea, "hacer de liebre de la liebre", me encuentro a Roman con su eterna sonrisa (Gacela de Vallecas). Cruzamos algunas palabras pero el globo me pisa los talones, casi me da en la cabeza en uno de sus botes, y continúo en mi empeño. Tiro lo que puedo y a punto de doblar la esquina que nos mete en la puñetera cuesta de Alfonso XII me adelanta. Entonces me desinflo y me rindo. Otra vez MOTIVACION CERO y parciales rondando los 5'20'' /km. Me encuentro de nuevo a Roman, que no se si me alcanza él a mí o yo a él, y volvemos a cruzar algunas palabras. Y si a estas alturas puedo hablar, esto me demuestra que no tiene nada que ver con mis llegadas agónicas de las dos ediciones anteriores.



Y llega el final, entrada al parque por el Paseo de Coches que a pesar de no ser triunfal me hace sonreír  gracias a los ánimos de la gente que abarrota los laterales. A pocos metros de cruzar el portalón de llegada levanto el brazo. No es mi mejor media maratón pero es otra a añadir a la lista...ya solo eso es motivo de celebración.



Según la clasificación, tiempo real 01:49:18.