III 100 kms MADRID-SEGOVIA


Si existe una corredora en los cuentos clásicos Disney, aunque sea por un momento fugaz, esa es Cenicienta. Cuando pienso en el famoso cuento la primera imagen que se me viene a la mente es la de la pobre  corriendo velozmente escaleras abajo mientras dan las campanadas de medianoche.



Esta que acaba, ha sido mi primera semana de entrenamiento de cara a la cita del 22 de septiembre, y si Isidro sacaba recientemente de paseo a su "cochino mais grande do mundo", yo he sacado estos días a la piara más lenta del universo.


Este año volveré a seguir el plan que seguí el año pasado, aunque con algún pequeño cambio como introducir alguna jornada de series largas y hacer más hincapié en las cuestas y la musculación, así como sesiones de bici a modo de descanso activo. Pero en lineas generales seguiré la máxima de acumular tiempo con rodajes largos a ritmos bajos. En mi caso el plan hace distinción en tres tipos de ritmos:

Ritmo medio: entre 5' y 6'/km
Ritmo suave: entre 6' y 7'/km
Ritmo muy suave: entre 7' y 8'/km

Entendiendo este último ritmo como el que seguir en las sesiones en las que combine tramos de carrera con tramos de andar.

¿Y que tiene que ver todo esto con Cenicienta? Pues muy sencillo...que ya que Cenicienta tenía toque de queda en su cita del baile yo también he decidido tenerla. Me he propuesto en esta edición llegar a Segovia antes de que la carroza se transforme en calabaza, y a ser posible sin perder una zapatilla por el camino. Dicho de otra manera, llegar antes de las doce de la noche al famoso acueducto. Si mis cálculos no me fallan, tendré 15 horas para completar el recorrido, un tiempo más que apretado para mí, quizá incluso por encima de mis posibilidades pero quien no apunta al sol, no llega a la luna.

Por supuesto me abstengo de experimentos con zapatos de tacón y de cristal que para eso ya tenemos a Lady Gaga. Yo me he agenciado unas Asics Trail Attack 7 que me han dado muy buenos resultados en lo que llevo rodado.



Y así ha quedado la primera semana de las quince que me quedan por delante:

SEMANA 1/15