V Carrera Mujeres en Acción Contra la Violencia de Género

22
COMMENTS
Ayer por la tarde acudí a la quinta edición de la Carrera Mujeres en Acción Contra la Violencia de Género celebrada en Cerceda (Madrid). Una carrera de carácter completamente bénefíco, y digo completamente porque los beneficios de la prueba iban destinados íntegramente a la financiación de un proyecto solidario relacionado con la violencia de género, en colaboración con Cruz Roja, cosa que no se puede decir de muchas carreras benéficas, que sólo donan una parte de la cuota y a veces poca parte.

La organización fue espléndida y desde aquí les felicito. Dorsales con nuestros nombres, actividades después de la carrera y uno de los mejores abituallamientos que he visto tras la meta. Nos daban una bandejita para llenarla de lo que quisiéramos para reponernos: cerezas, plátanos, sándía, galletas de chocolate, sin chocolate, frutos secos, gominolas, agua, acuarius... un festín, y todo donado gratuitamente por diferentes colaboradores.

El recorrido era de 5 kilómetros, salía de la plaza del pueblo y discurría en parte por la Cañada Real segoviana, corriendo entre chaparrales, ganaderías de reses bravas, con las vistas de la sierra, a un lado la de Guadarrama y al otro la de Hoyo, y con llegada de nuevo a la plaza del pueblo.

Yo me presente con una pereza descomunal. Correr por las tardes no me gusta y el termómetro pasaba de los 22 º así que no sabía de donde iba a sacar las fuerzas. Me coloqué algo rezagada en la salida y cuando dieron la cuenta atrás pensé "venga, tranquilita y sin cansarse. Como si fuera un entrenamiento. Total, lo importante era venir y contribuir a la causa." ¡Pero que narices! No se como lo hice pero ni caso a mi voz interior. Empecé a correr, a sudar, a cansarme, a resoplar, deseando que pasaran los kilómetros pero sin bajar el ritmo. Y cuando me quise dar cuenta, "c'est fini".



Crucé la meta con el corazón en la boca y pensando que el señor que unos metros antes animaba diciendo "venga, que ya llegais, que vais en la cabeza de carrera", lo había dicho por decir. Al fin y al cabo durante la carrera me había parecido que delante de mí había mucha mujeres, no había adelantado a tantas y mi ritmo no había sido para tirar cohetes. Según mi GPS terminé en 24:53.
Recogi mi camiseta conmemorativa y llené mi bandeja de viandas, departi un poco de charla con unas amigas segun llegaban y me marché porque tenía otros asuntillos e iba a llegar tarde.

Mi sorpresa ha sido cuando esta mañana una amiga me ha dicho que quedé la cuarta. No me lo puedo creer. Acabé con la sensación de haber hecho una mala carrera y... cuarta de mi categoría!!!
Ahora me pregunto que habría hecho de haber ido más animada.

MMP (Mejores Marcas en la Piel)

20
COMMENTS
No hay que ser Miss Marple o Mr. Poirot para encontrar esas pequeñas pistas que pueden delatarnos como especie corredora "runner habilis". Si el señor que va delante de nosotros en la cola del super sólo pone sobre la cinta un manojo de plátanos y un bote de polvos Isostar, es más que probable que sea un corredor habitual. Si en la colada tendida de tu vecina ultimamente ha aumentado considerablemente el número de mallas y camisetas técnicas, es casi seguro que ha empezado a tomarse en serio esto de correr. Si alguién necesita un cajón entero para sus calcetines deportivos y ya no encuentra espacio para guardar zapatillas, ese alguien ya puede considerarse corredor. Si de pronto hablamos de 10 kms como si estuvieran ahí al lado, y manejamos cálculos de velocidades y ritmos como quien habla del tiempo, es que gastamos suela con mucha regularidad. 

Estás y otras muchas peculiaridades nos señalarían con el dedo si de pronto se organizara una caza de brujas contra los seguidores de la Santa Endorfina Corredora. Pero la que se llevaría la palma es la que esta mañana he descubierto que tengo al llegar a casa y quitarme los calcetines después de correr 17 kilómetros (a ritmo "no quiero que me suban las pulsaciones. Da igual, al final me suben" - 5'43'').






17 kilómetros permaneciendo bajo el sol alrededor de hora y media delatan a cualquiera (Bueno a los keniatas seguro que no. ¡Me cachis, corren que se las pelan y encima no les pasan estas cosas!). 
Y no sólo tengo esta marca en ambos tobillos, tengo las de los tirantes de la camiseta, las de los pantalones cortos, el forerruner en mi muñeca izquierda  y otas dos realmente curiosas:  los pliegues que se hacen en el brazo al llevarlos doblados en el braceo. ¡Vamos que hoy me he llevado la palma en MMP's!

A ver cuando inventan la ropa que deje pasar el sol, que a este paso el tuneo cutaneo que voy a llevar a la playa este verano, va a ser cojonudo.

La vaca que rie

17
COMMENTS
Siempre me ha encantado la cara de las vacas, tan indiferente, tan seria y tan santamente tonta, pero tan tierna... como un quesito. Hasta el domingo pasado no entendía que hubiera un quesito que se llamara "La vaca que rie",  porque tierna es pero seria un rato. 


Tras la carrera del sábado en la Jarosa, que mejor forma de recupararme que haciendo unos kilómetros con mi bici Casimira y un amiguete al que creo que he enganchado en esto de la pedalada. Habíamos mirado la web de las Vias Pecuarias de Madrid buscando una ruta sencilla, circular y de unos 16 o 17 kilómetros, y parece que la habíamos encontrado: la Ruta de las Tapias de Soto de Viñuelas. Y digo parece porque al final, sencilla, lo que se dice sencilla..., y circular, circular... bueno, porque nos empeñamos en hacerla circular... y 16 o 17 kilómetros... se quedan cortos. 

Empezamos donde había que empezar, y continuamos por donde marcaba la ruta, siguiendo el recorrido de unas vías pecuarias que discurrían entre fincas de ganado de vacas con algún que otro tobogan que puso en un brete a nuestros cuadriceps de ciclistas domingueros. El pasisaje no era espectacular, pero si bonito y el día acompañaba.


Los kilómetros fueron cayendo y cerca del décimo al pasar junto a una valla vi por el rabillo del ojo como me sonreía una vaca. ¡No puede ser! Me paré para comprobarlo y vi que la vaca tenía la santa cara bobina que suelen tener estos mamíferos. ¡Que desilusión!



Continuamos pues. Pero al llegar al kilómetro doce... el hombre y su sed de urbanizarlo todo había truncado nuestra carrera ciclista de la mañana. La ampliación del municipio de Tres Cantos había dejado un montón de avenidas asfaltadas en medio del campo, abandonadas al venirse abajo el boom inmobiliario y nuestra vía pecuaria se encontraba cortada, vamos que no existía a partir de ahí. Menuda cara de tontos se nos quedó. A tan solo 4 kilómetros del punto donde teniamos el coche no podíamos hacer otra cosa que volver por donde habíamos venido o reinventarnos el camino de vuelta buscando el carril bici de la M-607. 

Asi que pasamos de nuevo junto a la vaca y esta vez juro que la vaca se rió, y además me atrevería a decir que debió pensar "Otros dos que tienen que darse la vuelta", encontramos el carril bici, hicimos otros 12 kilómetros, paramos a comer porque aquello de alargar la jornada no estaba en nuestros planes de principiantes, continuamos otros tantos kilometros más y llegamos después de 5 horas a nuestros coches. Al final casi 27.000 metros para maldecir la web de las vías pecuarias por no avisarnos del cambio de ruta pero para entender porque los quesitos de mi infancia se llamaban "La vaca que ríe".


Curiosidades sobre vacas:
-Hay aproximadamente 1 250 millones de reses bovinas en todo el mundo, de los cuales, 250 millones son cebúes.
- El continente con mayor número de bovinos es América, con unos 450 millones. Siguen Asia (con 300 millones), Europa (270 millones), África (160 millones) y Oceanía (con 50 millones).
- Soñar que ves unas vacas, que esperan la hora de ser ordeñadas, significa tue tendrás muchos deseos y esperanzas en el futuro. Soñar con el mugido de una vaca da buena suerte y si la vaca es flaca... problemas económicos.
- A la vaca, en la India se la representa siempre de color blanco. En su cuerpo suelen dibujarse imágenes de los dioses, como integrados en el cuerpo de la Naturaleza, pues se cree que en cada uno de sus miembros reside una deidad específica. En ocasiones aparece alada y con tres rabos.
- Simboliza la Madre Tierra, la Naturaleza y, por extensión, la fertilidad y la abundancia, como un aspecto benigno de la Gran Diosa. Como proveedora de leche se la considera como una madre.
- Una vaca puede subir una escalera, pero es incapaz de bajarla
- Una vaca produce alrededor de 200.000 vasos de leche a lo largo de su vida.
- Una vaca pasa de 6 a 7 horas comiendo su bolo alimenticio y alrededor de 8 horas masticándolo.
- Las vacas tienen casi 360 º de visión panorámica.
- Tienen un magnifico sentido del olfato y pueden oler algo a 10 kilómetros de distancia.
- Una vaca suele producir de media 30 kilos de estiercol al día.





III Vuelta a la Jarosa

31
COMMENTS
Mi primera incursión en la montaña me ha dejado un sin fin de sensaciones. Si tuviera que escupirlas una a una seria algo así como: lluvia, más lluvia, calada hasta los huesos, dan la salida, me dejo llevar por el ritmo de la carrera, atravieso charcos y arroyos (como me gusta a mí el chapoteo), me siento ligera, llega la primera gran cuesta (22 %), me siento pesada, me pongo a andar, estoy muy cansada, ¿para que me habré apuntado a esto?, intento correr otro poco, otro arroyo, otra cuesta, la cruz del Valle de los Caidos al fondo y una hilera de corredores que suben rozándola en el horizonte, vuelvo a andar, ¿solo llevamos dos kilómetros?, tengo flato y nauseas, sigo andando, me adelantan más y más corredores, parece que se acaba la cuesta, vuelvo a correr, falsa alarma, otra cuesta, creo que había un cartel con un 33%, otra vez a andar, ¡y yo que quería llegar a la meta sin pararme a andar! ¡qué inocente!, sigo con malestar y con nauseas, nunca me había pasado esto, llegamos al tramo de pista asfaltada, vuelvo a correr pero sé que queda el úlrimo sufrimiento, paso el kilómetro 5, creo que mi gps marca alrededor de 36 minutos, llega el punto álgido del recorrido, tremenda cuesta, esta vez sigo corriendo, me anima saber que después serán casi 5 kms cuesta abajo, debo ir muy cascada para que me animen alguno de los corredores que me adelantan, llego al final de la cuesta, no tengo fuerzas para coger con alegría el tramo llano que sigue, busco un poco de calma en mis pensamientos, las nauseas empiezan a desaparecer, mis pulsaciones se recuperan, empiezo a animarme, me animo más, mucho más, bajo a toda prisa (toda la que me puedo dar), y más deprisa, adelanto corredores, no me lo puedo creer, supongo que bajan con miedo, yo no tengo miedo, supongo que correr habitualmente con una perra tirando de mi me ha quitado el miedo, no le quito el ojo al camino, ordeno a toda velocidad mis pasos, previendo en todo momento donde voy a posar cada uno de mis pies, sigo bajando rápido, sin darme cuenta llego al km 9 disfrutando de la bajada, pero se va acabando, el recorrido ya es llano, se van agotando también mis fuerzas, oigo la megafonia, una última subidina de unos metros y meta. No puedo evitar pensar: ¡por fin!. Durante unos minutos no sé si he disfrutado, si repetiré, si esto ha sido un "una y na' más".


Como dice Danae en su blog, el sufrimiento se olvida, y se olvida pronto. Tan sólo hicieron falta unos minutos, un poco de agua, encontrarme con un par de Gacelas de Madrid (David, Gacela de Sanse y Gonzalo, Gacela de Retiro) y a Juan Antonio de El Triclinium, a los que me alegro de haber conocido (aunque hablamos poco, estaba todavía bajo el sock de llegada), reunirme con mis compañeros del Club Canicross Correcaninos, comentar la batalla y reirnos de nuestra aventura, para tener la absoluta convicción de que ha merecido la pena correr esta carrera y... repetiré, ¡claro que repetiré! Esta u otra carrera de montaña.

Según mi GPS estos son los parciales (de locura y de risa!!!) 4'41'' - 5'32'' - 8'57'' - 8'24'' - 7'35'' - 5'44'' - 4'56'' - 4'12'' - 4'36'' - 4'52'' - 1'13'' (eran algo más de 10 kms). Según la clasificación 1:01:29:08 (media 5'58''), puesto 335 de la general y puesto 24 de mi categoría.

En la entrega de premios, la organización, a la que hay que felicitar por el excelente trabajo realizado, entregó a los clubs en los que había 12 o más miembros que habían participado, una paletilla de jamón. Y Correcaninos se llevó su correspondiente paletilla. Así que como íbamos preparados para un picnic en condiciones, nos sentamos en el merendero de la zona a dar acopio de las viandas que llevamos y del premio jamonero obtenido.

Como conclusiones de las que aprender, sé que tengo muuuuuuuuuuucho trabajo por delante con las cuestas y que me sigue faltando algo de fondo, pero esto no va a hacer otra cosa más que motivarme para trabajar y mejorar. Y como la montaña me queda cerca, no tengo excusa.
¿La próxima cita "montañera"? La I Media Maratón por la Naturaleza de Hoyos del Espino el 5 de junio.

PD 1: las pantorrilleras, todo un acierto por el momento, no tengo muy cargadas las piernas para no estar acostumbrada a esas cuestas. Quizá tenga que esperar a mañana para tener una conclusión más objetiva. Pero desde luego que las sensaciones corriendo con ellas son muy buenas.

PD 2: ¡Felicidades a Belén Pegasus y a Raquel,  La Bala Raquela! He visto las clasificaciones y me rindo a vuestros pies, sois unas campeonas.

Al ataque de la Jarosa

12
COMMENTS
Viviendo donde vivo, más cerca de la montaña que del asfalto, era de preveer que en cuanto llegara la temporada de carreras de montaña, iba a sentir la llamada de las cabras, de Heidi y del abuelo que la acogió. Pero como soy sensata y sé que este no es terreno para incautos inexpertos sin entrenar, voy a ir poquito a poco y sin grandes aspiraciones.

Mañana correré en la III Vuelta a la Jarosa, una carrera que sin ser realmente de montaña tiene un perfil que se acerca bastante.


Este año la organización ha acortado el recorrido. Son unos 10 kilómetros que discurren practicamente todos por pistas forestales. Lo que realmente puede asustar, por lo menos a una pingüina de patas cortas como yo, son algunos tramos con desniveles de hasta el 20%. Acostumbrada a ir con Lola en el canicross tirando de mí en este tipo de cuestas, esta vez voy a tener que hacer acopio de cuadriceps y tirar como sea para arriba. 
Pero bueno, en definitiva me conformo con acabar esta carrera en un tiempo razonable y sobretodo no pararme.

Para ir cogiéndole gustillo a este tipo de pruebas, estos terrenos y a las tiradas extralargas en el monte (ya os contaré lo que me traigo entre manos) sin que mis piernas sufran mucho, ayer visité GR 10 Trail,  una tienda deportiva de material y calzado de montaña que está en Moralzarzal (sierra norte madrileña) y muy recomendable por lo bien que te atienden y asesoran, y le hice unas cuantas muescas a mi tarjeta de crédito. Para ser exacta, 35. Espero que hayan merecido la pena. ¿Y qué es lo que me llevé? Pues tachan! Mi última adquisición:


Unas pantorrilleras de compresión. Hay opiniones que dicen maravillas de ellas, aunque no faltan voces que afirman que sólo son modas. Normalmente no tengo especial problema de carga en mis gemelos, pero dado que este verano quiero darle algo de caña a los entrenamientos por montaña, quería mejorar mis sensaciones, sobretodo en la recuperación. Ya os contaré el efecto en mis patitas. De momento en mi espíritu de corredora han servido para ilusionarme, que algunos corredores y corredoras somos muy tontos con estas cosillas que nos compramos en cuestion de indumentaria, gadgets, gps, pulsometros y demas parafernalia runner. Y ya sé que no se debe estrenar nada en las carreras, que hay que ir con los deberes hechos, pero no puedo evitar la tentación. Mañana iré a guerrear a la Jarosa en pantorrilleras!!!!!


Corriendo y contaminando más que un coche

15
COMMENTS
Esto es de locos. Dicen que las flatulencias bovinas tienen la culpa del calentamiento global. Bueno, puede que me lo crea, son muchas vacas las que hay en el mundo y como el poder gaseoso de sus pedos sea proporcional al tamaño de sus ñordos, es bastante factible la cosa. Pero que ahora venga un científico italiano con apellido de posible nombre de coche (Alberto Minetti) diciendo que las emisiones de CO2 de cuatro corredores es superior a la emisión de un coche híbrido!!!!!  Por favor, que me presenten a los "cuatro mosqueteros" con tremendos pulmones capaces de semejante contaminación.



VIII Carrera de la Mujer

19
COMMENTS

Después de los dimes y diretes de mi última entrada, dejando a un lado porcentajes, beneficios y números recaudatorios, el domingo me presenté con mi dorsal en la VIII Carrera de la Mujer de Madrid con la intención de pasar una estupenda y tranquila jornada de running acompañada de miles y miles de mujeres con ganas de sonreir, corriendo o andando, de charleta con sus amigas o en silencio, con camiseta rosa o con camiseta azul, que antes no habían corrido o que pensaban empezar a correr... y con otra maravillosa intención, conocer a Tortu, del Club Corre con Nosotras, que había venido desde Asturias con una ilusión tremenda y con los nervios a flor de piel por participar en una carrera tan multitudinaria.

Pudimos vernos en la zona de recogida de chips, intercambiar abrazos, hacernos alguna foto y desearla suerte con su carrera. Llevaba casi un año y medio arrastrando una lesión en el pie de la que hace poco ha ido saliendo y me pareció ver en sus ojos y su sonrisa que esta carrera era especial para ella. No sé si estaré equivocada, pero lo que no supe entonces era que iba a ser algo más que especial para mí. Nos despedimos y nos separamos, ella se reunió con su gente y yo con una amiga. Dieron la salida y despacio despacio pudimos llegar a pasar el arco, salir del parque del Retiro y por fin en Menendez Pelayo empezar a correr muy tranquilamente (tardamos en hacer el primer kilómetro casi 10 minutos). Los demás kilómetros pasaron relajadamente mientras charlábamos y a falta de kilómetro y medio veo a Tortu al fondo que iba corriendo sola. "Que alegría, entre tanta gente y vuelvo a verla". Pues tremenda oportunidad de animarla y acompañarla hasta la meta no pude desaprovechar. 

Hace más de un año el correo de una desconocida Tortuga en mi buzón electrónico renovó mis ilusiones por este deporte y por escribir en mi blog, así que sentí que esta era la mejor forma que tenía de agradecérselo. Corrí a su lado animándola, parecía muy cansada y que los cientos de metros que iban restando la pesaban pero con la concentración de quien sabe que con un último esfuerzo lo va a conseguir.... y lo consiguió. ¡Claro que lo consiguió! 
Al cruzar la meta pude aprender que a veces ser testigo del logro de los demás es la mejor de las victorias. Enhorabuena Tortu y gracias por permitirme acompañarte. 

¡Quien iba a decirlo! ¡Una Pingüina y una Tortuga apretando el paso juntas!

¿Carrera de la Mujer benéfica?

35
COMMENTS
(2011) Este año me he inscrito en la Carrera de la Mujer de Madrid, pero he de confesar que me arrepiento. ¿Por que? Hace unos días una amiga me contó su manera de entender esta carrera después de analizar ciertos datos. Transcribo aquí su análisis e invito a aquellas mujeres que vayan a participar a pensar en ello:

Llevo varios años participando en "La Carrera de la Mujer", pagando la inscripción y feliz por participar de este día de "Mujeres" en el que miles de ellas se lanzan a la calle este gran dia. Hermanas, Amigas, Sobrinas, Abuelas, Madres, Hijas, Nietas, Primas, Nueras... Hasta este punto todo es perfecto, nada la diferencia de cualquier otra carrera de las que participamos habitualmente...excepto un pequeño detalle, que se empieza a abanderar como la carrera de ayuda contra el cancer....y si que ayuda...pero bien poco. Así que me uno este año a la iniciativa de TODO EN CONTRA DEL CANCER...TODO A LA AECC (Asociación Española Contra el Cancer).
El día de la carrera iremos un grupo de amigas, sin dorsal y destinando los 7 euros a la AECC.




La verdad sobre la Carrera de la Mujer. ¿Cuanto dinero va destinado a la "AECC"?


La organización dice: "Nos encantaría que fuera gratis, pero es imposible. Tampoco queremos hacer un lucrativo negocio de tu carrera, por eso la Carrera de la Mujer tiene una parte benéfica y colaboramos con la Asociación Española Contra el Cáncer donando más de 50.000 euros y realizando campañas de sensibilización por toda España. También puedes donar más dinero en la carpa de la AECC en la zona de meta el día de la carrera".


Mi "humilde" opinión: Teniendo en cuenta que esta carrera se organiza a nivel nacional en 8 ciudades españolas, con un total de 61.000 participantes...esos 50.000 euros son de risa. Una gran estrategia de marketing y publicidad. Veamos números exactos.



Málaga 3 Euros x 7.000 participantes ------- 21.000 €
Valencia 7 Euros x 7.500 participantes ------ 52.500 €
Madrid 7 Euros x 20.000 participantes ------140.000€
Vitoria 6 Euros x 3.500 participantes -------- 21.000€
Gijón 5 Euros x 4.500 participantes --------- 22.500€
Sevilla 7 Eruos x 5.000 participantes -------- 35.000€*
Barcelona 7 Euros x 10.000 participantes --- 70.000€*
Zaragoza 7 Euros x 3.500 participantes ------ 24.500€*
-----------------------------------------------------------
Totales 61.000 participantes 386.500 €


*estimación con respecto al año 2010, ya que en la web aun no estan publicados los datos exactos ni del total de las participantes, ni el coste de la inscripcion para estas 3 ciudades.

Resultado 386.500€ -50.000€ = 336.000 €

¿No creeis que 336.000€ es mucho dinero para organizar?...¿ y el dinero de las marcas organizadoras?.... Algo tengo claro... este año conmigo no cuentan Eso si, de igual modo compartire ese dia con esas 20.000 mujeres por las calles de Madrid.

(Gran Canicross)

Pues ala, ahí queda. Ya sabemos que organizar carreras cuesta un dinero pero... que no nos engañen con el carácter benéfico de algunos eventos. Parece que es mínimo.

Y... este año han subido el precio de la inscripción, ¿aumentarán también los beneficios destinados a la lucha contra el cancer?

I Canicross ACUNR

19
COMMENTS
Hace semanas di por finalizada mi participación en canicross esta temporada. El tiempo a estas alturas del calendario es algo caluroso y a Lola no se le da muy bien eso de pasar calor, además ya estaba centrada en la preparación del pasado Medio Maratón de Madrid. Pero la cabra siempre tira al monte, y mi perra al camino del canicross, así que aprovechando que este fin de semana no iban a subir mucho las temperaturas, nos apuntamos al I Canicross benéfico ACUNR, celebrado en Nuevo Baztan (Madrid) ayer domingo.

ACUNR ( Animales Con Un Nuevo Rumbo) es un centro de acogida y adopciones de la Comunidad de Madrid que ha celebrado esta carrera para recoger fondos. Parte de la recaudación de las inscripciones han ido a parar a su causa y me alegra haber podido colaborar. Además se han volcado en la organización, no han faltado detalles en la bolsa del corredor y tuvieron la precaución de que la prueba de canicross fuera cortita para evitar problemas con los perretes y el calor.

Pasadas las 10:00 de la mañana, mi fierecilla y yo ya estábamos situadas en la linea de salida. Reconozco que ayer estaba muy perezosa para competir, pero me dije a mi misma que solo eran 3 kilómetros y que iban a pasar volando. Y volando, volando...no se... pero nadando casi. Como suele ser habitual en nuestros canicross de esta temporada, el recorrido estaba llenito de charcos y barro para el deleite de Lola que no se perdió ni uno. Salimos a toda pastilla, y tratando de no morder a nadie ni de que nos mordieran nos situamos a la mitad del grupo de carrera en seguida. Cuando llegaron esos insalvables charcos que ocupan todo el camino me di cuenta de que no iba a ser facil adelantar con las zapatillas secas, asi que de perdidas... al charco! Me lancé por todo el medio de unos cuantos disculpándome con los corredores de alrededor ante las salpicaduras de nuestra cabalgada.

Recorrido el primer kilómetro, tras estudiar en la lejanía las féminas que nos precedían y a las que habiamos adelantado, comprobé alegremente que íbamos las segundas. ¡¡¡¡¡ Que alegría que alboroto!!!! Pero.......
¡Uy! Siento la zapatilla floja. Noooooooooooooo! Apareció el terror de todo corredor o corredora en medio de la competición y el mayor de los errores de todo prioncipiante que se precie: ¡¡¡¡¡No me lo puedo creer. Se me ha desatado un cordon!!!!
No me quedó más remedio que apartarme del camino y anudarme el maldito cordón. Tarea nada fácil cuando Lola tiraba de mi, con cara de no entender porque estabamos allí paradas mientras nos adelantaba tanta gente.

Después de este fallo imperdonable retomamos el camino, y echando el higadillo por la boca traté de recompensar a mi compi avanzando todo lo rápido que podía. Llegamos al kilómetro 2 con bastante cansancio, pero pensando en que sólo nos restaba uno más, me engañé a mi misma con la idea de que faltaba un sprint de nada. Y esprintando como posesas llegamos al pueblo y terminamos la carrera en el tercer puesto de nuestra categoría y a un ritmo bastante majo (3 kms - 13'22'').



La jornada acabó con unas cervecillas, un trofeo nada feo y unas cuantas chuches para mi reina perruna, que se quedó con la cara llena de barro y los ojillos decepcionados por no seguir corriendo y haber acabado tan pronto.