Llegó la hora de volver a mis rutinas. Después de unas merecidas vacaciones que me han tenido alejada de algunos lugares, esta semana llegó el momento de volver a calzarme las zapatillas y comprobar que lo de correr no se olvida tan facilmente. 


Hacia mucho tiempo, quizás más de un año, que no permanecía tantos días seguidos sin correr. Desde que acabé los 100 kms, el día 18 de septiembre, hasta ayer, 3 de octubre. No son muchos, pero sí los suficientes para oxigenarme y recuperar cuerpo y mente.Quizás más de lo segundo. Porque el final de mi aventura me desgastó más psicológicamente que físicamente. Los dolores desaparecieron completamente al tercer día pero el poso de melancolía y tristeza que aparecio, tardó algo más. Supongo que será normal que después de varios meses dedicando todas mis ilusiones a algo, cuando ese algo pasa queda una especie de vacio y de... ¿Y ahora que?

Pues ahora... ¡continuar! ¿Que es si no la vida? 

Ya hay voces que me incitan a buscarme nuevos retos, pero también hay una dentro de mi que me dice que espere, que me tome lo que queda del año con calma, que siga corriendo sin planes específicos, tratando de conservar la forma e incluso darle algo más de velocidad a mis patitas, que disfrute de alguna carrera popular, que vuelva a correr alguna de canicross... pero que me deje de rollos "a ver si lo consigo" hasta el próximo año. ¿Será también que los 100 kms le han puesto templanza a mis bambas? Mmmm... ¡Nunca se sabe!

Como vuelta a los ruedos, ayer tocó un rodaje cortito pero ligero para recordarle a mi cuerpo lo que es correr apretando un pelín. Que eso de los ritmos ultra-pocilgueros de 7'/km hay que irlo olvidando. Así que 5 kms a 5'33/km.

¿Sensación? Pues... ¿cual va a ser? La sensación de ir cansada, echando medio higadillo en el ultimo kilómetro (5'10/km) pero con la alegría de volver al coso y llenar mis zapatillas de polvo.

Mil perdones por desengancharme de vuestros blogs, pero echando leches me pongo las pilas y en menos de lo que tardo en hacer 100 kms me entero de todo, todito, je,je