Ssssssssssh.... que no se entere nadie, pero se dice, se rumorea, se comenta que esta pingüina quiere enfrentarse al fantasma del 50 en la carrera de mañana.



Al parecer dicen que quiere salir a por todas, jugarse todas las cartas que le quedan a estas alturas de la partida.
Las lenguas viperinas afirman que se quedará a las puertas, que el Sr. Moyano le fastidió buscando una marca en la Media y la Sra. Concha Espina le pondrá la zancadilla en esta carrera.

Pero lo que no saben las lenguas afiladas... es que ya conoce a esta señora, y que por mucha "Espina" que lleve en el apellido no le va a aguar la fiesta. Que llevará una liebre de lujo hasta el kilómetro 5 y que a partir de ahí volará dejando en el camino al fantasma del 50.