Llegó la hora de plantearse nuevos retos para este año que acabamos de comenzar y desde mi iglú con el frio que hace la mente de esta pingüina no deja de maquinar. Ya hace tiempo, leyendo el blog de un amigo, Eynar, y su genial reto chocolatero, me pareció buena idea establecerme una meta a largo plazo, o todo lo largo que puede ser el plazo de un año, así que a modo de motivarme a mover estas patitas algo más que el año pasado, he decidido ponerme el siguiente reto:


¡¡¡¡Recorrer entrenando 1500 kilómetros antes del 31 de diciembre del 2011!!!!




Quizá no sea una gran cifra para los grandes atletas que entrenais maratones, pero para una pajarilla de aguas gélidas como yo, que se sume en la pereza muy a menudo, la cifra está cerca de lo imposible de conseguir. Si no me fallan los cálculos, tendré que recorrer 125 kilómetros al mes, lo que son unos 32 kilómetros a la semana... uff, me tendré que obligar a salir tres días a la semana con tiradas más largas de las que suelo hacer... me gusta... espero conseguirlo!!! De momento esta semana llevo 26 kilómetros y el domingo tengo una carrera.

El otro reto no es ni más ni menos que participar en una prueba que me haga engancharme el cuentakilómetros a los pies y me empuje para conseguir mi reto kilometrero. He elegido la XI Media Maratón de Madrid. Nunca he participado en pruebas de más de 10 kilómetros asíque además de la ilusión de un logro como es el de completar 21 kilómetros, se añade el de participar por primera vez en una media maratón. El 3 de abril queda reservado en mi calendario, eah!

No me planteo ninguna marca, sencillamente completarlo, pero dada mi inexperiencia, se admiten todo tipo de consejos, y por supuesto... se agradecen.