Como "las muñecas de Fasmosa se dirigen al portal...", pasito a pasito ya puedo andar. Aunque con una muleta para apoyarme, pero es gratificante poderme desplazar sobre mis patitas. ¡Ahora si que parezco una pingüina!


Ayer me quitaron la férula. El traumatólogo me ha dado cuatro semanas para recuperarme, y entre mes y medio y dos meses para poder volver a hacer deporte. Esto me ha dejado un poco triste porque pensé que iba a poder corretear antes, pero tendré que hacerle caso y tener paciencia. Para nada del mundo querría repetir un veranito como el que me estoy pegando.

Ahora a coger seguridad y algo de fuerza en la pierna, que parece la de una africana pasando hambre. Hay que ver lo rápido que se puede perder masa muscular cuando se está inmovilizada. Espero que también me cueste poco volver a recuperarla.

Los retos de muchos de vosotr@s son medias maratones, maratones, ultramaratones... El mío para el día de hoy es... ¡Tachan! Salir a tirar la basura a la vuelta de mi casa!!!! Espero hacerlo en menos de media hora y que no me suban mucho las pulsaciones.