John Bingham, "El Pingüino"

0
COMMENTS
Todo corredor o corredora que se precie, de larga, corta o media distancia, al trote o al galope, con adición a la velocidad o al "trote cochinero", con o sin "cacharritos medidores",... debería conocer a este flautista de Hamelin de las maratones (como lo llaman en alguna web). No se trata del próximo rey de los 42 kilómetros, ni del nuevo "rayo" de los 100 m lisos. No es un atleta de "renombre" pero ya se ha hecho "un nombre" entre muchos corredores populares, sobretodo en EEUU.










John Bingham era un hombre de mediana edad aficionado a la vida sedentaria, al buen comer y alguna que otra adicción como el tabaco y el alcohol. Un buen día decidió que era hora de empezar a cambiar y dejar atrás el sofá. Y probó saliendo a correr. Y algo tan sencillo como andar tan rápido como pudó levantando los dos pies del suelo, se convirtió en su receta mágica y le dio tiempo después su mayor trofeo: un estilo de vida saludable, bienestar y felicidad.